Desafíos y amenazas

Las áreas naturales protegidas, gestionadas efectivamente, constituyen hoy en día los lugares donde se puede preservar a la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos asociados. Sin embargo, la naturaleza continúa sufriendo grandes presiones en muchos frentes, tales como la minería ilegal, la deforestación, la contaminación, los proyectos de infraestructura, la expansión urbana, entre otros.

Entre el año 2001 y 2021, se han deforestado en el Perú más de 2,636,585 millones de hectáreas de bosque. Durante el año 2020, que coincidió con el inicio tiempo de pandemia, se tuvo el registro más alto de los últimos 20 años, alcanzando la cifra de 203,272 ha deforestadas. Esta cifra nos revela que cada día se pierden más 500 hectáreas (aproximadamente 20 campos de futbol por hora) y según el Ministerio del Ambiente, la perdida se debe principalmente a la expansión de áreas para uso agrícola, la minería ilegal, la proliferación de cultivos ilícitos y la expansión de áreas para ganadería.

Los paisajes donde la FZS Perú interviene no están exentos de las amenazas, de allí la importancia de trabajar con el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) como el socio principal de las acciones y con diferentes autoridades competentes, para alcanzar información que aporte en la conservación de la biodiversidad en las regiones de Puno, Madre de Dios, Cusco, Ucayali y Loreto.

Minería ilegal en el Parque Nacional del Manu.
Minería ilegal en el Parque Nacional del Manu.
Draga en Yaguas, Loreto, Perú
Draga ilegal en Yaguas, Loreto, Perú

Principales amenazas a la biodiversidad y los ecosistemas naturales en los paisajes de la FZS Perú

Minería ilegal de oro

En el Perú los efectos de la minería ilegal de oro son conocidos a nivel mundial sobre todo por los impactos al medio ambiente (desaparición de miles de hectáreas de formaciones boscosas,). Si bien el ‘Operativo mercurio’ iniciado por el Gobierno peruano en el año 2019 logró liberar la zona denominada la Pampa en Madre de Dios, incentivó que esta actividad se acentué en otros sectores.

Construcción de carreteras

Si bien las carreteras posibilitan el transporte de productos comerciales y acerca a las personas a diferentes mercados, la apertura de carreteras incentiva la ocupación de tierras, por parte de pequeños productores, aumenta la deforestación y puede facilitar las actividades ilegales. Asimismo, muchos autores señalan que las carreteras están asociadas a proyectos de urbanización y cambios en el valor de la tierra. El caso más conocido en el sur este peruano fue la construcción de la Carretera Interoceánica que aceleró la pérdida de bosque en los últimos años.

Expansión agrícola

Ecosistemas naturales vienen desapareciendo cada año especialmente para plantaciones de monocultivo. La ampliación de áreas destinadas a la actividad agropecuaria es cada vez más notoria en las zonas de amortiguamiento de las áreas naturales protegidas y terrenos comunales. En los últimos años se ha notado un incremento de cultivos asociados a actividades ilegales.

Contaminación

Gran número de especies y poblaciones humanas se encuentran contaminadas en la Amazonia peruana. Numerosos estudios revelan que especialmente los peces en la región de Madre de Dios tienen presencia de este peligroso metal pesado en sus tejidos. Poblaciones locales y pobladores indígenas también tienen mercurio en su cuerpo, en muchos casos por encima de los límites permitidos. Le demanda de oro ha sido el principal factor por el cual la minería ilegal a incrementado el uso de este mineral en sus operaciones.

Cusco:
Urbanización Entel Perú C-1, Wanchaq, Cusco.
(+51) 08 425 3040

Puerto Maldonado:
Jr. Moquegua Mz. O Lt. 4, distrito de Tambopata.
(+51) 08 250 2765

Pucallpa:
Víctor Montalvo N°374-A, con Jr. Octavio Monteverde, Callería, Coronel Portillo, Pucallpa.
(+51) 06 144 1846